Aunque volar en avión es considerado como uno de los medio de transporte más seguro estadísticamente hablando, la realidad es que existe un alto índice de personas que sufren o ha presentado alguna vez en su vida lo que se conoce como aviofobia. La aviofobia o el miedo a volar, se describe como una alteración psicológica caracterizada por estados de angustia o pánico al volar en avión. Es considerada como un temor definitivamente irracional, debido a los pocos fundamentos que podrían sustentarla, dada las altas políticas de seguridad de aviación y tecnología de este tipo.

Síntomas y factores de aparición

Dentro de los síntomas se encuentran manifestaciones psicológicas y fisiológicas, siendo común la presencia de los síntomas siguientes: miedoavolar Sensación de angustia, temor, estado de alerta extrema, confusión mental, cambios de humor, taquicardia, tensión muscular, hiperventilación, malestares gástricos, cefalea, sudoración.

Los factores de aparición de este tipo de incidente son diversos, siendo los más comunes:

El temor a morir en un accidente aéreo, una experiencia traumática anterior, trastornos psiquiátricos y otras fobias subyacentes como el miedo a los espacios cerrados (agorafobia), entre otros.Alternativas para vencer la aviofobiaExisten múltiples herramientas de apoyo que pueden ayudarle a confrontar este trastorno, algunas de estas pautas son:

Aprender a sobrellevar el estrés, existen los grupos de ayuda, las terapias de autocontrol, ejercicios de respiración, y diversas alternativas dentro de la medicina holística que le ayudaran a manejar el estrés y a minimizar sus efectos. Confronte su temor, existen programas de simulación aérea para vencer esta fobia, estos son ofertados por las aerolíneas a tarifas accesibles. Otra herramienta de ayuda es la desensibilización sistemática, este método conductual se enfoca en la exposición paulatina al factor de temor hasta lograr la superación del mismo. Este sistema va acompañado de prescripción de antiansiolíticos que ayudarán a contrarrestar los efectos desagradables producidos por la exposición al factor de temor. No permita que el miedo a volar le limite y le haga perder valiosas oportunidades sea en el ámbito laboral o personal, relajase permítase experimentar y disfrutar de la vida, tanto en tierra firme como entre las nubes.