Mientras muchas compañías aéreas se están echando a temblar debido a la subida del precio del petróleo, mañana se presenta Iberia Express. La filial de Iberia se incorporará al mercado el próximo día 25 de marzo y funcionará como una más de las aerolineas de bajo coste que ofrecen sus servicios en Europa.

Son muchos los usuarios que se apuntan a los vuelos baratos Ryanair o los que contratan con mucha antelación en Easyjet vuelos para poder viajar a menudo por un precio bajísimo. La mayor ventaja que ofrecen estas empresas es sin duda el precio, pero no todo son beneficios a veces. Muchas personas repiten una y otra vez, sobre todo si no tienen otra manera de viajar. Otras, en cambio, sufren una primera mala experiencia con alguna de estas compañías aéreas y a partir de entonces prefieren elegir otras que les ofrezcan más seguridad.

Los mayores inconvenientes de los que algunos viajeros se quejan cuando usan las compañías «low cost» son:- La dificultad en las conexiones. Estas compañías no aseguran la conexión entre dos vuelos, si el primero se retrasa o se cancela, no solo no podrá tomar el segundo sino que además no recibirá ninguna indemnización por la pérdida de este.

– El equipaje de mano permitido se reduce tanto en número como en dimensiones.

– Cualquier excusa es buena para aumentar el precio en el aeropuerto -exceso de equipaje, no poseer la tarjeta de embarque, etc.

– A veces no funciona bien la prioridad en el acceso al asiento. Incluso si ha pagado un suplemento por ser de los primeros en subir al avión, tiene que ponerse en la cola lo antes posible para elegir su plaza.

– El personal de atención al cliente en la aeronave a veces es poco profesional.

– Puede haber dificultades para hacer efectivos los seguros de viaje.

– Hay mayor posibilidad de cancelaciones de vuelo.

– Menos garantías e indemnizaciones.A pesar de todo esto mucha gente está encantada de poder viajar por un precio tan bajo, sobre todo los jóvenes, que tienen pocos recursos y quieren viajar constantemente.